Lenguajes secretos

Utilizando sencillas técnicas se puede camuflar un mensaje y hacerlo difícil de descifrar para el desconocedor de la clave.

Desde pequeños trucos hasta elementales reglas de encriptación que suelen hacer la delicia de los más pequeños.

Algunos de estos lenguajes no resisten la expresión escrita pues la «clave» se hace patente —tal es el caso del lenguaje ti— y tan solo encuentran utilidad en el lenguaje hablado, que si se lleva a cabo con la suficiente rapidez «descoloca» por completo al oyente no iniciado. Otros son impronunciables y su única razón de ser es la expresión escrita.

Tomemos la siguiente frase como ejemplo y sometámosla a transformación:

Este es un mensaje secreto y voy a ocultar su contenido de miradas indiscretas.

Lenguajes hablados

El Lenguaje ti consiste en anteponer la sílaba «ti» a cada una de las sílabas del mensaje.

Tiestite ties tiun timentisatije tiseticretito tiy tivoy tia tioticultitar tisu tiontitetinitido tide timitiratidas tiintidisticretitas.

El lenguaje tatetitotu consiste en lo mismo pero usando la sílaba que corresponde a la vocal.

Teestete tees tuun tementasateje tesetecretoto tiy tovoy taa tootucultatar tusu tocontetetinitodo tede timitaratadas tiintidistecretatas.

El lenguaje papepipopu consiste en la repetición de toda la sílaba con la «p» pero colocando la nueva sílaba detrás.

Espestepe espes unpun menpensapajepe sepecrepretopo ypi voypoy apa opoculpultarpar supu conpontepenipidopo depe mipirapadaspas inpidispiscrepretaspas.

Existen otras versiones y variaciones consistentes en usar otra sílaba y en alternar la posición previa o posterior a la sílaba a encriptar. Como es obvio no ocultan el mensaje si las escribimos, pero otro caso es el lenguaje hablado, y si son niños los que lo utilizan para sus comunicaciones y lo utilizan con la suficiente velocidad a buen seguro que dejarán al oyente in albis.

Lenguajes escritos

He inventado unos nombres —pues desconozco si tienen ya un nombre otorgado— para hacer más claras unas sencillas encriptaciones.

El lenguaje numero-vocálico consiste en sustituir las vocales por números, según su orden.

2st2 2s 5n m2ns1j2 s2cr2t4 y v4y 1 4c5lt1r s5 c4nt2n3d4 d2 m3r1d1s 3nd3scr2t1s.

El lenguaje numero-vocálico especular es igual que el anterior pero invirtiendo el orden de las letras. «cama» pasaría a ser «amac».

2ts2 s2 n5 2j1sn2m 4t2rc2s y y4v 1 r1yl5c4 5s 4d3n2tn4c 2d s1d1r3m s1t2rsc3dn3.

El lenguaje número-vocálico especular agregado es igual que el anterior pero agrupando las palabras de dos en dos o de tres en tres. Se coloca un número que indica el número de palabras a agrupar seguido de las letras de cada palabra.

34222ts2s2n5 37712j1sn2m4t2rc2sy 3317y4v1r1yl5c4 2295s4d3n2tn4c 327112ds1d1rm3s1t2rsc3dn3.

Teniendo en cuenta que la imagen especular puede ser silábica —»cama» pasaría a ser «maca»—, o que puede ser de una, dos o más palabras o de toda una frase, que los números que identifican a las vocales pueden variar, que pueden ser otras letras las sustituidas por números o signos y que puede cambiarse el habitual orden sintáctico —»la cama es mía» pasaría a ser «mía la cama es»—, las posibilidades aumentan y podemos construir un mensaje difícil de descifrar con tan solo unos pocos cambios.

Cualquier cambio es válido si el receptor conoce el método, como por ejemplo, repetir la tercera letra de cada palabra, intercambiar la segunda con la cuarta letra, etc…

1 comentario

  1. yo me se uno en una palabra ejem. recreo cojes la letra primera la pones al final y le añades ay
    ecreoray quedaria…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés