Buscarle tres pies al gato

gato

¿Sabías por qué BUSCARLE TRES PIES AL GATO es tentar la paciencia de alguno con riesgo de irritarle?

También tratar de justificar lo injustificable causando molestia a los demás.

Buscarle tres pies al gato es dicho corrompido. El verdadero es buscarle cinco pies al gato. Así lo cita Sebastián de Covarrubias en su Tesoro de la Lengua Castellana (1611):

Buscar cinco pies al gato se dice de los que con sofisterías y embustes nos quieren hacer entender lo imposible; nació de uno que quiso probar que la cola del gato era pie.

Posteriormente el número de patas cambió a tres, y así se recoge en el Quijote (parte 1ª, cap. 22); uso que ha perdurado hasta la actualidad.

Una cuarteta anónima resume muy bien este dilema trivial:

El normal cuatro presenta,
tres si le falta una sola,
y cinco si quien las cuenta
toma por pata la cola.

2 comentarios

  1. bueno yo pienso que ustedes con ese comentario o dicho mas bien pues no valen madre que es eso de buscarle tres pies al gato si sabemos que tienen 4 weyes osea que mamadas son esas y todavia tienen hasta significado para la gran payasada de buscarle tres pies al gato aganme el favor

  2. a juan Luis Roman Vazquez
    No, haga Vd. el favor de moderar su lenguaje para comentar aquí. ¿Mamadas? ¿payasadas? Sepa que la locución a la que califica (o descalifica) de tan mal modo se utilizaba ya en el castellano del siglo XVI y que sigue utilizándose en la actualidad, al menos en España, con normalidad.
    Otra cosa es que Vd. no la haya oído nunca y que le cause extrañeza. Pero si arremete de esta manera contra las cosas que desconoce, y que imagino serán muchas, sólo da muestras de su altura intelectual… a ras de suelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *