La espada de Damocles

¿Sabías por qué aludimos a la ESPADA DE DAMOCLES cuando queremos expresar un peligro que amenaza de manera permanente?

Al que desea los bienes o posición social de otro se le advierte con este dicho.

Damocles era un cortesano excesivamente adulador de Dionisio de Siracusa, allá por el año 400 a C.

Envidiaba tanto el poder y fortuna de su señor, que manifestaba continuamente sus deseos en voz alta a quien les escuchase.

Llegó a oídos del rey su deseo y llamándole le dijo: «Voy a dejarte en mi puesto una temporada porque tengo que ausentarme. Tú desempeñarás mis funciones». Y sin que Damocles lo supiera hizo colgar una espada del techo sujeta por un fuerte pero delgado hilo sobre el trono real.

Llamó a Damocles y le dijo: «¿Ves esa espada?, cualquier cambio en el ambiente puede hacerla caer sobre tu cabeza».

Entonces el cortesano comprendió que era mejor su vida de siervo que correr los peligros del mando, rodeado de odios y conspiraciones.

1 comentario

  1. En realidad era solo para un banquete y al final del banquete al mirar para arriba descubrio la espada que colgaba sobre su cabeza. Damocles no era estrictamente «siervo» sino cortesano.

    La moraleja es que todos los puestos de poder no estan llenos de lujos y goze sino tambien de riesgo en el que se puede perder hasta la vida en cuestion de segundos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *