Que te den morcilla

Ristras de morcillas¿Sabías por qué decimos ¡QUE TE DEN MORCILLA! al que nos aburre, cansa o molesta con su actitud pelma y machacona?

Es una locución a la que se da el mismo uso que a mandar a la porra o a otro sitio más escatológico.

Hace referencia a una antigua costumbre con la que se eliminaba de las calles a los perros vagabundos que habían contraído la rabia, consistente en darles a comer morcilla envenenada con estricnina.

Esta despiadada práctica acabó con la aparición de las primeras perreras y los primeros laceros encargados de capturar a los animales. Lo que en Madrid ocurrió en 1891.

Así pues, desearle a alguien que le den morcilla es tanto como desearle la muerte, aunque ciertamente, no se utiliza actualmente la expresión con este sentido, sino con el de desear un vago perjuicio como en las siguientes expresiones: que te den por saco, que te jodan o, la más curiosa, que te folle un pez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*