Ciclogramas

Se trata de un juego de multiplicación basado en la búsqueda de palabras que acaben igual que empiezan.

O sea, que las primeras letras se repitan en el mismo orden al final de la palabra.

Por ejemplo Amsterdam y nana, son ciclogramas de grado 2, porque sus dos primeras letras se repiten al final, am-am y na-na, respectivamente. En este sentido todos los palíndromos son ciclogramas de grado 1, pues acaban con la misma letra que empiezan.

Es obvio que cuanto más larga sea la palabra mejor será el ciclograma, y si no sobran letras será más puro que si sobran. Así podemos decir que nana es mejor ciclograma que Amsterdam.

De grado 2 hay muchos, incluso puros: asas, bebe, bobo, coco, mamá, nene, papá, pipí, rara, soso…

De grado 3 también: cancán, cuscús, tantán, cósmicos, dosificados, ionización, tantarantán…

De grado 4 es más difícil, y más si han de ser puros: adosados, adorador, abandonaban…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *