Tu jefe y tú

el jefe

La riqueza del lenguaje nos permite usar diferentes sustantivos y adjetivos para referirnos al mismo hecho, dependiendo de quién lo lleve a cabo.

TU JEFE Y TÚ
Muchas veces te habrás preguntado cuál es la diferencia principal entre tu jefe y tú, y la respuesta —además del sueldo— es la siguiente:

Cuando tardas mucho en acabar una tarea, eres LENTO.
Cuando tu jefe tarda mucho, es METICULOSO.

Cuando no haces tu trabajo, eres PEREZOSO.
Cuando tu jefe no hace el suyo, está DEMASIADO OCUPADO.

Cuando cometes un error, eres un IDIOTA.
Cuando tu jefe comete un error, es solamente HUMANO.

Cuando haces algo que no te han pedido, te EXTRALIMITAS.
Cuando tu jefe lo hace, es prueba de INICIATIVA.

Cuando mantienes tu posición, eres un CABEZOTA.
Cuando tu jefe lo hace, es FIRME.

Cuando no respetas el protocolo, eres GROSERO.
Cuando tu jefe lo hace, es ORIGINAL.

Cuando contentas a tu jefe, eres un LAME-CULOS.
Cuando tu jefe contenta a su jefe, es COOPERATIVO.

Cuando no estás en tu despacho, te ESCAQUEAS.
Cuando tu jefe no está en su despacho, está OCUPÁNDOSE DE ASUNTOS.

Cuando estás de baja por enfermedad, estás siempre ENFERMO.
Cuando tu jefe esta de baja por enfermedad, es porque está GRAVEMENTE ENFERMO.

Cuando mandas bromas por Internet, eso es CORREO BASURA.
Cuando tu jefe lo hace, es HUMOR.

1 comentario

  1. y las fraces para nosotros joderle a los jefes??????????? donde estan??? e………??????????? yo maty de corrientes argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *