Pasquín

La mencionada estatua en la actualidad¿Sabías por qué llamamos PASQUÍN a un escrito anónimo que se fija en sitio público, con expresiones satíricas contra el Gobierno?

También se escriben contra una persona en particular o una corporación determinada.

Entre lo siglos XVI y XIX existió en Roma la costumbre de adherir a una estatua escritos satíricos de protesta, muchos de ellos en verso, para el general conocimiento de la población.

La estatua —que representaba a un anónimo gladiador— estaba situada en una placita en la que tenía su taller un zapatero remendón, de nombre Pasquino, que era tan popular que terminó por dar su nombre a la escultura y a los escritos pegados a ella.

Al parecer, el primer pasquín iba dirigido contra la persona del Papa Urbano VIII, miembro de la familia Barberini, por haber mandado fundir bronces artísticos para fabricar cañones.

Decía así: “Lo que no hicieron los bárbaros, lo hicieron los Barberini.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés