Quien a hierro mata a hierro muere

arma

¿Sabías por qué se dice QUIEN A HIERRO MATA A HIERRO MUERE, para expresar que como consecuencia de nuestras acciones recibimos el mismo trato que dimos?

Recibir un pago con la misma moneda experimentando en nuestra carne el mismo daño que causamos a otro.

La expresión, que condena el uso de la violencia advirtiendo que el violento será víctima de sus propias acciones, tiene su origen en el pasaje evangélico que narra el prendimiento de Jesús. (Mt 26,52; cf. Jn 18,10-11; Lc 22, 49-51; Mc 14,47).

En el Evangelio de San Mateo se lee:

«Y he aquí que uno de los que estaban con Jesús, tirando de la espada hirió a un criado del príncipe de los sacerdotes cortándole una oreja. Entonces Jesús le dijo: Vuelve tu espada a la vaina, porque todos los que se sirvieren de la espada por su propia autoridad, a espada morirán.»

La expresión, antes conocida como quien toma la espada a espada morirá, ya era de uso frecuente en latín, donde se conocía como: Qui gladio occidit, gladio occisus erit.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *