Quedarse piola

¿Sabías por qué QUEDARSE PIOLA es hacer las cosas con calma y discreción?

También sosegarse para no llamar la atención y, en caso de emergencia, hablar poco y actuar menos.

Su origen se encuentra en el lunfardo, jerga del hampa de Buenos Aires, y en la mecánica del «vesre» que da lugar a muchos de sus términos.

El delincuente que se mantiene libre de antecedentes policiales difícilmente puede resultar sospechoso, puesto que se mantiene limpio. Del «vesre» de limpio salió piolín, y de ahí se llegó a piola, que por extensión significa ‘astuto, prudente, hábil para evitar enredos’.

El verbo apiolarse significa tanto ‘darse cuenta de una situación’ como ‘ingeniarse para salir de un aprieto’. Ser un tipo piola, vamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *