Anfibología

Del griego amphibolia, ‘ambigüedad’, se trata de un vicio de dicción por el que las palabras o frases pueden tener más de un sentido o interpretación.

Es una figura retórica, muy utilizada por escritores satíricos, consistente en emplear adrede palabras polisémicas para conseguir expresiones de sentido ambiguo o de doble sentido.

Generalmente coincide con la ambigüedad como una imprecisión o indeterminación en general, pero siempre que ésta sugiera dos o más interpretaciones. Lo anfibológico es siempre ambiguo, pero no al revés.

En los siguientes ejemplos de anfibología las palabras polisémicas están en cursiva:

Los diez años de mi vida los he vivido hacia atrás, con más grillos que el verano, cadenas que el Escorial; más alcaides he tenido que el castillo de Milán, más guardas que el monumento, más yerros que el Alcorán, más sentencias que el derecho, más causas que el no pagar.
Quevedo

Salió de la cárcel con tanta honra, que le acompañaron doscientos cardenales; salvo que a ninguno llamaban eminencia.
Quevedo

Que paren las mulas, gritaba Ana Rosa,
que paren las mulas, en el cambiavía.
Y dice un borracho con voz misteriosa:
Las mulas no paren, no sea mentirosa,
las mulas no paren, ¡que siga el tranvía!

En los siguientes ejemplos de ambigüedad las palabras polisémicas están en cursiva.

No soy culpable declaro,
del suicidio de Romate.
Pues con su pistola, ¡claro!
me dijo: yo me disparo,
y le grité: ¡disparate!

Mellizas son Casta y Rosa,
mas al irle a preguntar
a la madre que es muy basta,
cuál de las dos era Casta,
me quiso descuartizar.

Cuando Eva Perón visitó España a finales de los cuarenta recibió el siguiente telegrama: Evita besos y abrazos.

¿simple y cariñoso saludo o se le quería advertir del contagio de la gripe? Todo depende de la coma.

Existen más terminologías referidas a la anfibología:

dilogía: equivale a un doble sentido de una palabra.

equívoco: cuando la palabra o frase tiene dos o más sentidos.

En los siguientes ejemplos de dilogía —también de anfibología— las palabras polisémicas están en cursiva.

Un pastor protestante.

¿pastor de ovejas o de almas?

Un toscano encendido.

¿puro toscano o un habitante de la región muy enfadado?

2 Comentarios

  1. carolina dice:

    el amor es una locura que solo la cura el cura y cuando el cura la cura comete una gran locura

  2. Lucas Grijander dice:

    La locura que comete el cura, es asegurar que la cosa dura, pero si la cosa dura sabe que la locura dura se acabó la locura y la cosa dura ;D

Deja tu Comentario