Pensamientos (3)

flor

El pensamiento es libre y, como tal, hay quien lo emplea en banalidades —muchas de ellas relacionadas con «sacarle punta» al lenguaje— como las que se citan a continuación:

¿Porqué separado se escribe todo junto y todo junto se escribe separado?

¿Es más fácil para un detective investigar en un circo de tres pistas?

¿Por qué abreviatura es una palabra tan larga?

¿Por qué es tan difícil recordar cómo se dice mnemotécnica?

¿Los infantes disfrutan la infancia tanto como los adultos el adulterio?

Si los vegetarianos comen vegetales, ¿qué comen los humanitarios?

¿Puedo guardar el ratón de mi ordenador con el gato de mi coche?

Si hay un más allá, ¿habrá también un menos acá?

Si todos los derechos son reservados, ¿qué pasa con los izquierdos?

Cuando un jugador se va por la banda, ¿el portero se va por los mariachis?

¿Por qué bragas es plural y sujetador es singular?

¿A qué árbol pertenece el fruto del trabajo?

Si homicidio es matar a un hombre, suicidio… ¿es matar a un suizo?

Si el hombre sufre enfermedades patológicas, ¿el pato las sufrirá hombrológicas?

¿Por qué no existe un sinónimo para la palabra sinónimo?

¿Por qué los relojes que tienen manecillas no tienen piececillos?

¿Los grupos heavy no deberían de grabar discos duros?

El recto, ¿es insobornable?

Si cárcel y prisión son sinónimos, ¿por qué no lo son carcelero y prisionero?

¿Debería cortarme las venas o dejármelas largas?

Cuando a uno lo sacan de sus casillas, ¿adónde va?

Cuando se reproduce un disco, ¿obtenemos otro?

¿Dónde están los codos de una silla con brazos?

¿Cuanto miden las altas horas de la noche?

Un guirigay, ¿es un extranjero marica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *