Frases mentirosas

Se trata de unas frases que encierran una contradicción en sí mismas.

A continuación unos ejemplos:

«La única verdad es que todo es mentira».

Se trata de una frase mentirosa, pues si todo es mentira también lo es esta frase; lo que implica que su enunciado es falso y que todo es verdad. Pero si todo es verdad, esta frase también lo es, así como su enunciado que afirma que todo es mentira. Y vuelta a empezar.

El segundo ejemplo tiene un importante papel en la resolción de un enigma.

Un condenado a muerte fue presentado ante el rey que, como medida de gracia, le dio a elegir la manera en que sería ajusticiado. Debía pronunciar una frase tal que, si era cierta, moriría decapitado, y si era falsa, moriría en la hoguera. ¿Cómo hizo el condenado para escapar a la muerte?

El condenado dijo: «Moriré en la hoguera».

Si esta frase es cierta, debe morir decapitado. Lo que significa que la frase es falsa y, en este caso, debe morir en la hoguera, pero en este caso la frase es verdadera. El condenado fue indultado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *