Diploma

¿Sabías por qué llamamos DIPLOMA a un título que acredita un grado académico o un premio?

El término proviene del latín diploma que a su vez lo recibió del griego diploma pero detentando otro significado.

Un diploma era una tablilla o un papel doblado, atendiendo al verbo diploun, ‘doblar’ en griego, de diploos, ‘doble’ en griego.

En Roma eran llamados así los permisos de circulación y las licencias militares, que constaban de dos placas de bronce unidas y dobladas una sobre la otra, y en las que se explicaba la nueva situación, derechos y privilegios del recién licenciado.

El término fue utilizado por los eruditos del Renacimiento para referirse a los documentos y privilegios solemnes.

Jean Mabillon (1632-1707), benedictino e historiador francés, adoptó esta acepción definitivamente para nombrar la ciencia diplomática moderna en su obra De re diplomatica (1681).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés