Dar un cuarto al pregonero

pregonero

¿Sabías por qué DAR UN CUARTO AL PREGONERO significa que se hace público algo que debería haberse mantenido en secreto?

Los pregoneros, que tienen su antecedente en los praecones romanos, existieron en muchos pueblos hasta que la generalización de los bandos impresos y el desarrollo de la prensa los hizo inútiles.

Eran empleados municipales encargados de vocear los acuerdos y disposiciones del ayuntamiento, y de dar noticias y avisos que interesaban a todo el pueblo.

También eran contratados por los vecinos, previo pago, para comunicar alguna noticia o los productos que alguien vendía o la pérdida de algún objeto, lo que iban voceando por las calles y plazas.

Normalmente se le pagaba un cuarto, que era una moneda de vellón que valía cuatro maravedís (1/5600 de euro).

La costumbre —que ya aparece en El Lazarillo de Tormes— tocó a su fin cuando aparecieron los coches con equipos de megafonía.

Así, cuando alguien comete una indiscreción y le cuenta algo a una persona chismosa o inadecuada, se dice que ha dado tres cuartos al pregonero, que es como se suele decir actualmente. Cosas de la inflación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *