Antonomasia

Es un artificio consistente en servirse de un adjetivo para utilizarlo como apelativo para referirnos a alguien o bien en utilizar una perífrasis en sustitución de un nombre propio.

Es lo que se conoce popularmente como mote o apodo, y que en algunos ambientes rurales es una costumbre muy extendida. También es una costumbre adoptada por los periodistas deportivos.

Como ejemplo se puede citar a: Mario «Matador» Kempes, Allan «Simonet» Simonsen, Boris «Bomm boom» Becker, «Pelusa» Maradona, Alfredo «Saeta rubia» DiStéfano, «Torpedo» Muller…

Estos apodos suelen destacar alguna cualidad o dar un trato cariñoso, excepto los otorgados por los convecinos en los pueblos, que muchas veces destacan un defecto. Algunos gozan de tanta popularidad que es corriente desconocer el nombre auténtico de la persona en cuestión.

Otros ejemplos son:

Simón Bolívar – el Libertador
Jesucristo – el Salvador
Alfred Hitchcock – el Maestro del Suspense
Bruce Springteen – the Boss
Rodrigo Díaz – el Cid

La antonomasia también contempla el procedimiento contrario, por el que muchos nombre propios se han convertido en representación de los atributos o cualidades del personaje originario y se utilizan como sustantivos comunes.

Algunos son:

donjuán – galán conquistador de mujeres
quijote – idealista
celestina – componedora de asuntos amorosos
hércules – forzudo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés