No andarse con chiquitas

¿Sabías por qué NO ANDARSE CON CHIQUITAS se dice del que actúa sin contemplaciones y sin dar rodeos?

Con esta expresión nos referimos a quien, por estar decidido a llevar a cabo alguna acción, no repara en gastos ni escatima esfuerzos para su consecución.

También del que echa mano de cuanto tiene, sin importarle las consecuencias para él o los demás, con tal de salirse con la suya.

La frase tiene su origen en los juegos de naipes, en los que el término chiquitas hace referencia a las apuestas más pequeñas, en contraposición a las grandes apuestas a una sola carta, a lo grande.

Por ello, no andarse con chiquitas es sinónimo de no prestar atención a las nimiedades, a las menudencias.

También existe la frase contraria, es decir, andarse con chiquitas, aunque no goza de tanta popularidad.

En este caso, se dice del que es en extremo precavido, del que anda con contemplaciones, del que usa pretextos y da rodeos con tal de esquivar o diferir las decisiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *