No dar el brazo a torcer

Echando un pulso¿Sabías por qué NO DAR EL BRAZO A TORCER es no ceder?

Se dice que no da su brazo a torcer del que se mantiene inmutable en su postura y opinión a pesar de los cambios que los otros ofrecen para llegar a un acuerdo.

Por contra dar el brazo a torcer equivale a rendirse, a cambiar de opinión y reconocer que los otros estaban en lo correcto; también se dice del que cede contra su gusto por verse obligado por las circunstancias.

Es una frase antigua que, según Julio Cejador en su Fraseología proviene “del jugar a vencer a pulso con el brazo, apoyando el codo y cogidas las manos los dos”.

Este juego de fuerza, también conocido como pulso americano consiste, como es sabido, en probar dos personas, asidas mutuamente las manos derechas y puestos los codos sobre una superfície rígida, quién de ellos tiene más fuerza, quién de ellos es capaz de tumbar el brazo del oponente hasta tocar la mesa.

Así pues, no da su brazo a torcer, literalmente, el que se mantiene firme en el pulso.

No hay comentarios

Deja tu Comentario