Silogismos

Un silogismo es un argumento que consta de tres proposiciones, la última de las cuales se deduce necesariamente de las otras dos. Aunque, en sentido amplio, se puede aplicar a cualquier razonamiento deductivo riguroso.

Fue Aristóteles el primero en analizar esta forma de razonamiento lógico, que consta de dos proposiciones llamadas premisas o antecedentes y de una tercera denominada conclusión o consiguiente. En este proceso deductivo juega un importante papel una de las premisas que realiza una función coordinante o de término medio.

Veamos unos ejemplos de silogismo:

Todo hombre es mortal./Sócrates es un hombre.
luego
Sócrates es mortal.

La Tierra gira en torno al Sol./La Luna gira en torno a la Tierra.
luego
La Luna gira en torno al Sol.

Algunas serpientes son animales venenosos./Todas las serpientes son reptiles.
luego
Algunos reptiles son animales venenosos.

Colaboración de Mario Avalos

A continuación una serie de silogismos en clave de humor, en los que se llega a conclusiones cómicas a partir de unos procesos lógicos algo especiales.

Dios es amor./El amor es ciego./Stevie Wonder es ciego.
luego
Stevie Wonder es Dios.

Pienso, luego existo./Las rubias tontas no piensan.
luego
Las rubias tontas no existen.

Mi amigo dice que no es tonto porque sale con una rubia inteligente./Si una rubia inteligente saliese con mi amigo sería una tonta./Como las rubias tontas no existen, mi amigo no sale con nadie.
luego
¡Mi amigo es maricón!

Me dijeron que no soy nadie./Nadie es perfecto.
luego
Yo soy perfecto.

Pero sólo Dios es perfecto./Y Stevie Wonder es Dios.
luego
Yo soy Stevie Wonder. ¡Oh cielos, soy ciego!

Cuando bebemos alcohol en exceso, terminamos borrachos./Cuando estamos borrachos dormimos./Cuando dorminos no pecamos./Cuando no pecamos, vamos al Cielo.
luego
Para ir al Cielo hay que ser un borracho.

Un queso suizo tiene agujeros./Cuanto más queso más agujeros./Un agujero ocupa el espacio que ocuparía el queso./Cuanto más agujeros menos queso.
luego
Cuanto más queso, menos queso.

A quien madruga Dios le ayuda./Quien madruga duerme por la tarde./Quien duerme por la tarde no duerme por la noche./Quien no duerme por la noche, sale de juerga.
luego
Dios ayuda a quien sale de juerga.

Beber mucho alcohol mata las neuronas./Los primeros en morir son los más débiles.
luego
El alcohol mata las neuronas más débiles.

Si mueren las más débiles quedan las más fuertes./Las neuronas más fuertes son las más inteligentes.
luego
Cuanto más alcohol bebo más inteligente me hago.

A los trabajadores no les queda tiempo para nada./Los vagos tienen todo el tiempo del mundo./El tiempo es dinero.
luego
Los vagos tienen más dinero que los trabajadores. Para ser rico, no hay que trabajar.

A esta muestra de silogismos, digamos perversos, les podríamos añadir un par más:

Nada es mejor que la felicidad eterna./Cualquier cosa es mejor que nada.
luego
Cualquier cosa es mejor que la felicidad eterna.

Si yo soy Dios y, por tanto, ciego./Dios ayuda a quien sale de noche./Yo salgo por la noche.
luego
Yo me ayudo a mí mismo.

Pero…¿cómo coño sé que es de noche si soy ciego? ¿Es que soy muy inteligente porque bebo mucho alcohol? ¿Es que soy perfecto? ¿O es que no soy nadie? ¿Siempre encuentro el camino de casa (el Cielo) porque estoy siempre borracho?… ¿Tendrán algo que ver los agujeros del queso?

2 comentarios

  1. es la mejor conclusion de un conjunto de silogismo que he leido!!!
    ta weno !

  2. Me recuerdan los «sinlogismos» del peruano Sofocleto.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *