Sonó la flauta por casualidad

flauta

¿Sabías por qué se emplea la expresión SONÓ LA FLAUTA POR CASUALIDAD para quitar méritos a un acierto casual?

También se utiliza para rebajar las pretensiones de aquellos que se consideran expertos porque una vez acertaron.

La locución proviene de una de las Fábulas Literarias de Tomás de Iriarte, que con el número 8 tituló El burro flautista. Dice así:

Esta fabulilla, / salga bien o mal,
me ha ocurrido ahora / por casualidad.
Cerca de unos prados / que hay en un lugar,
pastaba un borrico / por casualidad.
Una flauta en ellos / halló, que un zagal
se dejó olvidada / por casualidad.
Acercóse a olerla / el dicho animal,
y dio un resoplido / por casualidad.
En la flauta el aire / se hubo de colar,
y sonó la flauta / por casualidad.
«¡Oh! -dijo el borrico-: / ¡qué bien sé tocar!
¡Y dirán que es mala / la música asnal!»
Sin reglas del arte / borriquitos hay
que una vez aciertan / por casualidad.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés