Llevar el gato al agua

gato

¿Sabías por qué decimos LLEVAR EL GATO AL AGUA queriendo significar que uno sale victorioso en una disputa?

Parece ser que tiene su origen en un juego infantil muy antiguo, con variantes en su aplicación, que ya practicaban griegos y romanos.

El juego consistía en que dos equipos tiraban de los extremos de una cuerda para desplazar al equipo rival hasta un objetivo. Éste solía ser una charca o riachuelo que se encontraba entre los dos grupos.

Ganaba quien conseguía que los contrarios fueran arrastrados al agua, muchas veces «a gatas» una vez perdida la verticalidad.

También hay quien asimila la resistencia de los jugadores a ser arrastrados al agua, al conocido rechazo de estos felinos al líquido elemento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *