Villancicos

¿Sabías por qué llamamos VILLANCICOS a ciertas composiciones musicales navideñas?

Los villancicos proceden de unas composiciones españolas de los siglos XV y XVI que eran cortesanas y versaban sobre temas amorosos.

Durante los siglos XVII y XVIII se transformaron en lujosos cantos religiosas y posteriormente aparecieron las tonadillas populares.

Estas canciones populares navideñas reciben el nombre villancicos porque fue la gente de la villa, los villanos, quienes adaptaron los antiguos himnos y cantos en latín con los que la Iglesia recordaba la llegada de Jesús, transformándolos en canciones muy dulces e ingenuas.

Estos villancicos consisten en una composición poética menor de asunto religioso, de contenido alegre y sencilla composición, en la que se alterna un estribillo con estrofas de diferente forma, ritmo y medida.

A continuación unos villancicos:


Dime niño ¿de quién eres?


Campanas de Belén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés