Guillotina

¿Sabías por qué se conoce como GUILLOTINA cierto instrumento de decapitación?

Desde muy antiguo, el ajusticiamiento por decapitación había estado reservado a los reos de noble cuna.

En el Imperio romano, la pena capital por decapitación con espada era un privilegio reservado a los ciudadanos romanos. Y durante la Edad Media se reservaba la decapitación para los reos de condición prócer, destinando la horca para los plebeyos.

Así, encontramos la mannaia utilizada en Italia desde el s. XV, o el halifax gibet usado en Inglaterra o el maiden de Escocia —que se empleaban para ejecutar sólo a los aristócratas o clérigos cuando por sus acciones se les consideraba reos de la pena capital— que pueden considerarse antecedentes directos de la guillotina.

Este método de ejecución asociado a la época del terror durante la Revolución Francesa, debe su nombre al médico y miembro de la Asamblea Nacional, Joseph Ignace Guillotin, que propuso a la Asamblea, el 19 de octubre de 1789, la adopción del mismo para los ajusticiamientos en sustitución de la horca, por considerar que la decapitación era un método más igualitario.

Se encargó al secretario de la Academia de Medicina, al Dr. Antoine Louis, el diseño del aparato, que fue construido por el alemán Tobías Schmidt.

En 1972 se instaló en la Place de Grève la primera louisette, como se la llamó en un principio, pero con el tiempo el populacho la empezó a llamar Madame Guillotine, nombre con el que pasó a la historia.

Si bien el doctor Antoine Louis perdió su cabeza en el aparato que había ayudado a diseñar, no es cierto que al propio Guillotin le ocurriera lo mismo. Estuvo a punto de suceder así cuando fue condenado a muerte por proteger a algunos rivales de Robespierre, pero salvó su vida cuando el propio Robespierre fue ejecutado. Murió en 1814 a la edad de 76 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés