Siesta

siesta

¿Sabías por qué llamamos SIESTA al sueño que se toma después de comer al mediodía?

Para tributar una alabanza permanente a Dios, se seguía en los monanterios una rígida división horaria con sus espacios para la oración.

Se establecían las siete horas canónicas de los oficios diurnos de la siguiente manera:

Laudes (aurora)
Prima (a las 7 de la mañana)
Tercia (a las 9)
Sexta (a mediodía)
Nona (a las 3 de la tarde)
Vísperas (a la caída del Sol)
Completas (ya entrada la noche)

La hora sexta era, pues, la que correspondía al mediodía, y la que acabó designando, tras una ligera variación hasta siesta, al tiempo dedicado a dormir tras la comida del mediodía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés