Pasatiempos (2)

Reloj de arenaUna nueva edición de pasatiempos, algo atípicos. Nada, o muy poco que ver con los habituales pasatiempos de la prensa gráfica.

PRIMERO

Dos amigos están en un bar de alterne. Tras invitar a un par de chicas en la barra, entran los cuatro en un reservado. ¿Qué hora es?

SEGUNDO

¿Qué palabra de cuatro letras, si le quitas una queda una?
Si la encuentras, seguro que se te ocurren más.

TERCERO

El pescadero del muelle de Santander mide dos metros y calza un cincuenta.
¿Qué pesa?

CUARTO

Dos vecees en una semana
Ninguna vez en un mes.
Pero una vez en un año,
¿sabrías decirme qué es?

QUINTO

MADRID EMPIEZA CON M Y TERMINA CON T.

¿No es así? Esta frase mentirosa dice la verdad. ¿Cómo es eso?

 

Las soluciones en la página siguiente

Aquí están las soluciones:

PRIMERO
Pues son «las dos tocadas». Y si me apuráis «cerca de la media».

Ésta era mi respuesta pero he recibido una que dice que son «las dos clavadas». Y otra que dice que «dos para las dos». Pues eso… que son las dos.

SEGUNDO
Este pasatiempo juega con el equívoco. Habría sido más claro con el uso de corchetes. Así: … si le quitas una queda «una»?
Pues sí, la solución es LUNA. Si le quitas una letra -la «L»- queda «una». Las otras soluciones son: DUNA, CUNA, UNAS, AUNA, RUNA…

TERCERO
Otro acertijo basado en el equívoco. No importa lo que mida o lo que calce o lo que haya cenado; sigue pesando PESCADO. Fíjate que no pregunta ¿cuánto pesa? si no ¿qué?

CUARTO
La letra «A».

QUINTO
Para finalizar una ambigüedad -llamada «zeugma»- producida al economizar un verbo para no repetir. La frase completa y redundante sería:
«Madrid» empieza con «m» y «termina» empieza con «t».
De nuevo los corchetes habrían ayudado, pero la frase sigue siendo cierta sin ellos. Sólo hay que interpretarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés