Centones

Un centón es una composición poética —elaborada con versos o fragmentos de versos— de poemas ya existentes, de tal manera que el poema resultante tiene un sentido o significado diferente de los poemas originales de donde fueron extraídos los versos.

Se deben utilizar los versos enteros o la mitad de ellos (hemistiquio) y siempre se debe citar los poemas y autores utilizados para su confección. La gracia del juego es que, aunque algunos versos puedan ser más o menos conocidos, el significado del poema no se resienta, que sea coherente y no se encuentra nada “fuera de lugar”.

En realidad realizar un centón de calidad tiene más de arte que de mecánica. Se han de ensamblar las piezas del con gracia para que el resultado merezca la pena.

A continuación un ejemplo bastante burdo, pero que servirá para ilustrar el concepto.

¿Qué es poesía?
viento en popa a toda vela.
¿Y tú me lo preguntas?
Un velero bergantín.

Fuente: La canción del pirata. Espronceda
Rima. G.A. Bécquer.

También tienen consideración de centones los refranes alterados. No aquellos “falsos refranes” a los que cambiamos su segundo hemistiquio con fines cómicos, sino aquellos a los que sustituimos su segundo hemistiquio por el de algún otro refrán. Reciben también el nombre de perverbios (juego de palabras entre “proverbios” y “pervertidos”).

A quien madruga mona se queda.
Aunque la mona se vista de seda, Dios le ayuda.

1 comentario

  1. Muy buena la info gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés