Hacer pellas

¿Sabías por qué llamamos HACER PELLAS a no asistir a clase?

Saltarse clases es algo que casi todo el mundo ha hecho. Pero hay muchas maneras de expresar esa acción.

De hecho la pregunta tiene más versiones. Podría preguntarse también ¿por qué se dice HACER CAMPANA, HACER NOVILLOS, HACER LA HUYONA, HACER LA CAPONA, HACERSE LA RABONA, HACERSE LA PIARDA….? Y otras más, pues parece que esto de “saltarse”, “fumarse”, “chuparse”, “tirarse”… las clases escapándose del colegio para divertirse en otras cosas es una especie de costumbre o afición universal.

Todas ellas hacen alusión al cambio de un día de trabajo en clase por un día de diversión y asueto en libertad. La campana hace alusión al campo, a la campiña; y significa ni más ni menos que un día de diversión en el campo. Como el que se tomaban los que hacían novillos que, escapando de la escuela rural, acudían a los tentaderos o a las dehesas para torear becerros y novillos en su deseo de ser toreros.

Algunos creen que quizás la expresión proceda de la creencia que existía en la españa medieval de que los judíos adoraban a una novilla o tora. En la Biblia se dice que Dios castigó al pueblo de Israel por haber abandonado su culto y adorara un becerro de oro durante la estancia de Moisés en el monte Sinaí. También debe haber contribuido a ello la confusión de la palabra Torah (la ley de los judíos) con la palabra española toro. Aunque lo encuentro demasiado rebuscado.

Una pella es una masa apretada y redonda que, generalmente, cabe en el hueco de la mano. Ya sea de merengue o nata para adornar un plato de postre, de metal fundido o sin labrar, de cemento, de barro, de nieve… y quizás sea a estos últimos casos a los que haga referencia. En poblaciones costeras podría aludir a las batallas de bolas de arena humedecida que podrían librarse por los muchachos a orillas del mar y, en el interior, a batallas de bolas de nieve. Aunque no necesariamente, pues el objeto arrojadizo podría se una simple bola de papel. También hay quien opina que pella —proveniente de la misma raíz que pelota— podría hacer referencia a una pelota o balón y que la frase haría aludiría a jugar a la pelota, lo que es una afición practicada por todos los niños.

Es curioso comprobar que la locución tiene un marcado carácter territorial. En Cataluña se dice hacer campana, en Madrid hacer pellas, en Extremadura hacer monta o hacer capona, en Argentina hacerse la rabona o hacerse la rata o hacerse la yuta, en Canarias hacerse la huyona o pegarse la huyona (¿de huir?), en México irse de pinta (¿de pinta de cerveza? ¿irse de copas?), en Andalucía hacer novillos o hacerse una piarda

Y hay muchas más: pelarse las clases, matar clases, echarse la pinta, mamarse la clase, maquillar la clase, hacer campus, hacer pirola, darse feriado, comerse guásima, capar clases, pintar venado, echarse la brincona, tirarse la vaca…

5 comentarios

  1. En mi Ciudad se llama Haser la rata…

  2. En Coruña se decía “latar a clase”…

  3. En mi infancia se decía “hacer gata” (Pontevedra).

  4. En mi país (Venezuela) se dice “Jubilarse”…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*