Pasarse de la raya

Colaboración de Ricardo de Santiago

¿Sabías por qué PASARSE DE LA RAYA es traspasar un límite, excederse?

No te pases de la raya. Te estás pasando de la raya. Se pasó de la raya. Pero… ¿de qué raya?

En sus inicios el boxeo no contaba con un cuadrilátero para disputar las peleas. Existían dos modos para que los púgiles se midieran, el primero de ellos consistía en marcar una línea de tiza en el suelo. Los dos contendientes debían poner un pie adelantado en la tiza, no pudiendo moverlo, y mucho menos traspasarlo. Era una pelea casi estática. Si uno de los contendientes se pasaba de la raya (de tiza), perdía la pelea.

La segunda modalidad consistía en situar a los dos combatientes dentro de un anillo, ring, conformado bien por tiza, bien por espectadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *