Tonto de capirote

Tonto de capirote¿Sabías por qué llamamos TONTO DE CAPIROTE al muy necio e incapaz?

Muchas acepciones tiene la palabra capirote en el diccionario. Quizás alguna nos ayude.

Son las siguientes:

-Res vacuna que tiene la cabeza de distinto color que el cuerpo.
-Capucho antiguo con falda que caía sobre los hombros y a veces llegaba a la cintura.
-Capucho que se usó como traje de luto en los siglos XVI y XVII.
-Muceta con capillo, del color respectivo de cada facultad, que usan los doctores en ciertos actos solemnes.
-Cucurucho de cartón cubierto de tela que traían en la cabeza los penitentes las procesiones de Semana Santa.
-Capucha con que se cubrían los reconciliados por el tribunal de la Inquisición.
-Caperuza de cuero que se pone a las aves de cetrería para que se estén quietas.

Las versiones sobre su origen que circulan hacen referencia al capirote de los nazarenos en las procesiones de cuaresma, a la inmovilidad del ave que no puede ver nada y a las mucetas universitarias. Entre éstas, la del ave es la que menos visos de realidad tiene y la cosa está entre los nazarenos y los doctores.

También es reseñable el hecho de que era habitual el uso del capirote al representar en las fiestas y teatros el papel de tonto, quizás por el aspecto de burla que presupone. Y del uso del capirote —a veces con orejas de burro— para ridiculizar a los alumnos torpes en épocas pasadas.

De todo ello parece deducirse, ya que el capirote se usa en actos solemnes, que su uso fuera de contexto sirve para ridiculizar y para dar mayor énfasis a la palabra de tonto. Pues si se le coloca un capirote a un tonto se le convierte en tonto de solemnidad, en el más tonto de los tontos.

2 comentarios

  1. Pingback: meneame.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *