Soneto

Un soneto de Francisco de Quevedo. Una putada de soneto.

Puto
es el hombre que de putas fía,
y puto el que sus gustos apetece;
puto es el estipendio que se ofrece
en pago de su puta compañía.

Puto
es el gusto, y puta la alegría
que el rato putaril nos encarece;
y yo diré que es puto a quien parece
que no sois puta vos, señora mía.

Mas
llámame a mí puto enamorado,
si al cabo para puta no os dejare;
y como puto muera yo quemado,

si
de otras tales putas me pagare;
porque las putas graves son costosas,
y las putillas viles, afrentosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *