Viñetas

viñeta

¿Sabías por qué llamamos VIÑETAS a los diferentes recuadros que componen una historieta ilustrada?

El término, procedente del francés vignette, y éste de vigne, ‘viña’ en francés, se refería en su origen a los dibujos relativamente esquemáticos de pámpanos (tanto los sarmientos como las pámpanas de la vid) con que se decoraban los manuscritos medievales, fundamentalmente en los márgenes de las páginas y acompañando a las miniaturas.

Esos motivos de la vid conformaban lo que se llamó vignettes y vignetures.

Con el paso del tiempo, los motivos vegetales incorporaron otros elementos, como hojas de acanto y ramas y follaje de variadas especies. Todos estos adornos eran de uso frecuente en las culturas del Mediterráneo, como se puede apreciar en los mosaicos romanos.

La vid era el símbolo que identificaba al Baco romano (el Dioniso griego) y, en el cristianismo, la simbología del vino y de la vid están asociadas al sacramento de la eucaristía.

Con la implantación de la imprenta, aquellas viñetas fueron evolucionando y se entremezclaron con las letras capitulares o se estilizaron y se unieron entre sí para formar cabeceras y adornar de ese modo los principios y finales de capítulo o incorporarse a los lomos y cubiertas de los volúmenes.

Más tarde, el término fue adoptado para nombrar aquellos cuadros o cajitas que contenían los dibujos de las historietas ilustradas, cómics o bande desinée.

Sirva como muestra el siguiente ejemplo:

Viñeta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés