Pentavocálicas

Hay un antiguo acertijo infantil que pregunta por un animal cuyo nombre contiene todas la vocales sin repetición.

La solución es el murciélago y, en efecto, contiene las cinco vocales como un buen ejemplo de palabra pentavocálica o panvocálica.

Pero ésta no es la única palabra, existen muchas más. Como ejemplos se pueden citar:

abuelito, acuífero, aguerrido, aquenio, auténtico, bielorrusa, blanquecino, congruencia, consecutiva, cuadernillo, cuartelillo, cuestionar, curiosear, descuido, duodécima, educación, euboica, eubolia, eufonía, euforia, gubernativo, hipotenusa, humilladero, jerárquico, lloriquear, meditabundo, multiplexado, nebulosidad, neumonía, ocurrencia, perturbación,
precaución, putrefacción, reputación, salutífero, simultáneo, sugestionar,  superlativo, supervisora, surrealismo, sustentación, tumefacción, ultraligero, vestuario, volumetría…

También se pueden considerar los nombres propios pentavocálicos teniendo en cuenta el nombre y el primer (o único) apellido. Tal es el caso de:

Juan Diego, Julian Lennon, Luisa Merlo, Julia Roberts…

Y como ejemplo curioso, un pentavocalismo sintagmático ordenado, es decir, una frase con sentido que incluye las vocales en su orden natural:

«Artes inocuas ves, si no una tres, dijo un argentino…»

No hay, que se sepa, ninguna palabra castellana que tenga las cinco vocales (y sólo esas vocales) en el orden alfabético.

Julia Roberts

Belleza, fama, talento, riqueza y además… ¡es pentavocálica!

1 comentario

  1. faltan dos ciudades españolas importantes, es posible que haya mas. orihuela y fuengirola, y mi amigo aurelio no se libra. un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *