Los niños los trae la cigüeña

ciguena.gif

¿Sabías por qué decimos que a LOS NIÑOS LOS TRAE LA CIGÜEÑA?

Se trata de una fabulación procedente del folklore alemán y holandés que tiene su origen en los mimos y cuidados que estas aves dispensan a sus crías, que calientan el nido con tanto afán que hasta pierden plumaje.

Ya en Roma, impresionados por el amor filial de estas aves (monógama, fiel a su pareja y que cuida de sus padres cuando no pueden valerse por su edad) se promulgó la lex cyconaria, que era una disposición legal por la que se obligaba a los hijos a amparar a los padres ancianos.

La cigüeña, a la que se creía enviada de los dioses y se veneraba como pájaro sagrado, estuvo dedicada a la diosa Juno y a su cuidado estaban la protección de la mujer, el matrimonio, el alumbramiento y los recién nacidos.

Así no es de extrañar que en Escandinavia u Holanda (en todo caso parece que en la zona báltica) se inventaran la historia de la cigüeña que trae los niños para explicar a los más pequeños la aparición súbita de un nuevo miembro en la familia. En todo caso, el trabajo del cuentista danés Hans Christian Andersen contribuyó a propagar esta fábula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés