Cuarentena

¿Sabías por qué es de cuarenta días el aislamiento preventivo, por razones sanitarias, conocido por CUARENTENA?

Es de lógica —y viene avalado por la prudencia— el establecimiento de un tiempo de aislamiento para evitar contagios u otras posibles complicaciones médicas. Pero ¿por qué cuarenta días? ¿por qué no treinta y cinco o cincuenta?

La explicación la encontramos en un rito judío al que se sometió la Virgen María cuarenta días después del nacimiento de Jesús. Se trata de una costumbre de purificación mantenida durante mucho tiempo por la tradición cristiana, que consideraba que la mujer era impura en los días de la menstruación y tras el parto, y que ningún hombre debía tener contacto carnal con ella en tal situación. Tampoco podía ir a misa durante ese tiempo, pero al final acudía con el bebé para recibir una bendición especial por parte del párroco.

Este periodo de cuarenta días es conocida como la cuarentena de las parteras y, en la actualidad, se trata de un tiempo recomendado de abstinencia tras el parto para no interferir en la correcta recuperación genital femenina. Una vez concluido el lapso, la visita de rigor al médico da por finalizado el proceso si no han habido complicaciones.

Este periodo de tiempo tiene sus motivos médicos como también lo tiene el aislamiento de posibles infectados para evitar un contagio y que, por asimilación, también recibe el nombre de cuarentena, aunque su duración pueda ser variable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés