Nombres artísticos

Si nombro a Frederick Austerlitz y a Virginia Katherine McMath seguro que no sabes a quien me refiero. En cambio, si digo Fred Astaire y Ginger Rogers ya está todo como mucho más claro. Aunque los primeros son sus nombres verdaderos, aquellos que  adoptaron para su carrera artística son los mundialmente conocidos.

La sonoridad, la agradable combinación de sonidos, la adopción de apellidos más acordes con el standard USA, la evocación de sensaciones, los diminutivos… son diferentes motivos para el cambio. Pero de todas formas, en este mundo de las personalidades públicas hay mucho camelo con esto del nombre, y no me refiero sólo a actores y actrices, sino también a cantantes, músicos, deportistas y hasta mafiosos. Y para dar fe de ello vamos a ver algunos ejemplos:

Margarita Carmen Cansino se convirtió en Rita Hayworth, Farookh Bulsara en Freddy Mercury, Raquel Tejada en Raquel Welch, Georgios Krylacos Panayioton en George Michael, Charles Buckinski en Charles Bronson y Isidore Danielovitch Demsky se convirtió en Kirk Douglas, presumiblemente para adaptarse al standard anglosajón.

Actualmente parece que la tendencia a la adaptación es menor y en algunos casos se limita a ligeras traducciones como en los casos de Andrés Arturo García-Menéndez más conocido como Andy García y el de Enrique José Martín Morales más conocido como Ricky Martin. Y en algunas ocasiones ni se modifica; tales son los casos de José Antonio Domínguez Banderas conocido por Antonio Banderas y el de Penélope Cruz Sánchez conocida por Penélope Cruz.

Otros casos, diríamos que «de fuerza mayor» por apellidos inconvenientes o impronunciables. Si Doris von Kappelhoff no lo hubiese cambiado por Doris Day, difícilmente habría proporcionado la imagen almibarada que así nos ofrecía. Bernard Schwartz lo cambió por Tony Curtis y Walter Matuschanskayasky hizo lo mismo con su impronunciable apellido para darse a conocer como Walter Matthau.

Algunos artistas escogen el apellido materno cuando es éste el que los relaciona con el mundo del espectáculo. Tal es el caso de Miguel Bosé, Javier Bardem, Rosario Flores… Otros mantienen el nombre, como Catherine Dorleac más conocida como Catherine Deneuve, Jennifer Anistonapoulas conocida como Jennifer Aniston, Nicholas Kim Coppola conocido como Nicolas Cage, Victoria Mérida Rojas conocida como Victoria Abril

Otros usan diminutivos como Derek Gention Gaspart Ulric van den Bogarde finalmente conocido como Dirk Bogarde, Demetria Gene Guynes conocida como Demi Moore, Cherilyn Sarkisian La Piere conocida como Cher, Tea Pantaleoni conocida como Tea Leoni

Y otros lo cambian por completo como Lew Alcindor que decidió cambiarlo por Kareem Abdul-Jabbar, Maria Antonia Abad Fernández que hizo lo propio por el de Sara Montiel, Charles Edouard Jeannert lo cambió por Le Corbusier, y Salvatore Lucania por el de Lucky Luciano

Otros no se lo cambian y sería comprensible que lo hiciesen. Como en el caso de cierta industria de Arizona —allí no tienen problemas por el nombre pero sí los tendrían aquí— cuyo nombre es Lapolla coatings. ¿Que no me crees? Pues visita http://www.lapolla.com.

También hay, como no, aquellos que utilizan el propio nombre como Francisco Rabal, Alec Baldwin, Maria Barranco, Sean Connery, Julia Roberts, Liz Taylor

Y aquellos que hacen cambios realmente curiosos como Michael A. Fox que se cambió el nombre por Michael J. Fox.

¡Cosas de la farándula!

2 comentarios

  1. Yo sé algunos
    Sade es Helen Foslasade Adu, Sting es Gordon Matthew Summer, Ellen Mc Pershon es Eleanor Gow, Ana Belén es María Pilar Cuesta Acosta

  2. Y hay más: Thomas-Cruise Mapother («Tom Cruise»); Maurice-Joseph Micklewhite («Michael Caine»); Dino-Paul Crocetti («Dean Martin»); Joseph Levitch («Jerry Lewis»); Antonio Rodolfo Quinn Oaxaca («Anthony Quinn»)…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés