Doble negación

Consiste en la utilización conjunta de dos negaciones y como resultado se obtiene una afirmación. Por ejemplo, si decimos: “No quiero que no me quieras” ¿Qué es lo que queremos?

En principio la doble negación hace difícil la comprensión, por lo que es mejor proceder por partes. “Quiero que no me quieras” dice que no queremos ser amados; entonces el “No” del principio niega la frase y resulta que sí queremos ser amados. La utilización de dos negaciones produce una afirmación de la misma manera que el producto de dos números negativos es un número positivo.

Si un joven recibe de su novia la siguiente carta: “Tengo que aclararte que yo no hablaba en serio cuando te escribí que no estaba bromeando sobre lo que te dije de reconsiderar mi decisión de no cambiar de idea. Y ahora sí que hablo en serio.” ¿Va a cambiar la novia de idea o no?

Seguro que te va a costar comprender el significado de esta prosa tan rebuscada. Parece que ni la misma novia sabe lo que quiere decir. Bromas aparte, la muchacha NO va a cambiar de idea. ¿Y cómo podemos estar seguros de ello? Pues contando las negaciones. Hay: una, dos, tres… Como regla general un número par de negaciones comporta una afirmación y un número impar comporta una negación.

1 Comentario

  1. jose luis dice:

    bueno me gusta

Deja tu Comentario