Trabalenguas

Uno de los juegos de palabras más extendido es el trabalenguas, que consiste en una frase cargada de aliteraciones (repeticiones de uno o varios sonidos semejantes en una palabra o enunciado) que debe ser pronunciada con cierta velocidad. El objetivo es demostrar la destreza verbal de hablante, recitando una serie de frases con complicaciones fonéticas.

Veamos si se “lengua la traba” con alguno de los siguientes ejemplos:

Maria Chuzena su choza techaba. Un techador que por allí pasaba dijo: “Maria Chuzena ¿techas tu choza o techas la ajena?” Ni techo mi choza ni techo la ajena, que techo la choza de Maria Chuzena.

El titiritero titiritable titiritaba terriblemente; si el titiritero titiritable no hubiera titiritado terriblemente, tampoco otros titiriteros titiritables hubieran titiritado terriblemente.

El butifarrón le dijo al butifarroncito: “Desenbutifarrónate, butifarroncito.”

El perro de Roque no tiene rabo porque Ramón Ramirez se lo ha cortado.

Tres tristes tigres tragaron tres tazas de trigo en un trigal.

Dijo un jaque de Jerez con su faja y traje majo: “Yo, al más viejo en el juego atajo que soy jaque de Jerez”.
Un gitano que del jaez aflojaba un jaco cojo, cogiendo lleno de enojo la tijera de esquilar dijo al jaque: “Por la jeta te la encajo si te cojo”.
“Nadie me moja la oreja”- dijo el jaque, y arrempuja. El gitano también puja y uno aguija y otro no ceja. En jarana tal pareja, el jaco cojo se encaja y tales coces baraja que al ampuje del zancajo, hizo entrar sin gran trabajo, a gitano y jaque en caja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *