Hipocorísticos

Los hipocorísticos son esos nombres que en forma diminutiva, abreviada o infantil se usan como designaciones cariñosas, familiares o eufemísticas. Siempre referidos a una modificación del nombre y no a la adopción de otro como sería el caso de un mote o apodo.

La voz procede del griego hypokoristikós, ‘acariciador’, y hace referencia al tono cariñoso de tales variaciones del nombre de pila.

Nombres como Pepe, Tina, Paco, Luisito o Maite caen dentro de esta categoría. En algunos casos está muy claro el nombre propio al que hacen referencia, como en el caso de Juanita o Manolo; en otros sabemos a que nombre se refieren por la fuerza de la costumbre, como en el caso de Charo (Rosario), Pepe (José) o Paca (Francisca); pero en otros no es tan fácil saberlo.

En este caso se encuentran hipocorísticos como Tina (diminutivo de Ernestina, Agustina, Valentina, Cristina, y otros), Teo (Timoteo, Teodoro, Teófilo, Doroteo y otros), Marisa (Maria Isabel, Maria Luisa), Lina (Adelina, Carolina), Poli (Hipólito, Policarpio), todos ellos por el uso múltiple del hipocorístico. Y también aquellos cuyo uso está poco extendido y la relación no es muy obvia, tal es el caso de Tula (Gertrudis), Tico (Vicente), Marién (Maria Encarnación), Periquín (Pedro), Sesé (Maria José), Gonso (Alfonso) o Moncho (Ramón).

Algunos hipocorísticos más: Dado (Eduardo), Alex (Alejandro), Berto (Alberto), Al (Alfonso), Viky (Victoria), Patri (Patricia), Toni (Antonio), Quico (Francisco), Guille (Guillermo), Conchita (Concepción), Asun (Asunción), Chelo (Ángeles), Pili (Pilar), Fran (Francisco), Dani (Daniel), Bea (Beatriz), Lola (Dolores), Nando (Fernando), Lolo (Manuel), Chabela (Isabel), Luismi (Luis Miguel) …

6 comentarios

  1. Sólo un pequeño comentarios a tener en cuenta para hablar de los Hipocorísticos pues muchos ellos se derivan de peculiares formas de dirigirse a personajes o provienen de tradiciones y leyendas.

    Para poner un caso en concreto. El hipocoristico de José (Pepe) proviene de la tradición hebrea al referirse en sus escritos al padre de Jesús pues en ellos ponian. “José (p.p.) le dijo a Jesús …” que queria decir. “José (padre putativo) …

    Igualmente el nombre de Paco deriva de la costumbre de los monjes que fundaron la congregación de San Francisco de Asis pues al dirigirse a él lo llamaban “Pater Comunitas” de ahí el nombre de Paco

  2. Estimado José:

    Las explicaciones que das para los hipocorísticos de Pepe y Paco, son más bien etimologías populares o dicho de otra manera, pseudoetimologías.

    Un artículo que trata este tema, se encuentra en la dirección:

    http://www.prodigyweb.net.mx/ortegak9/pepe.htm

    Saludos

  3. Gracias por la aclaración. Consultaré la dirección que me aconsejas

  4. Este artículo me ha recordado un chiste:

    – ¿Y Usted cómo se llama?
    – Unos me llaman Teo y otros Doro.
    – Teodoro, entonces.
    – No, no, Doroteo.

    Un saludo.

  5. Hay otros bastante más actuales, por ejemplo a un Luis, que se le coge cariño o se le toma confianza, es fácil terminar llamándole “Luigi” o “Luichi”. Parece como un apodo a la italiana en plan gangster, pero en tono humorístico y cariñoso.

  6. Hay todos los que quieras. La gente los inventa continuamente como forma de cariño. Nilda (Brunilda) Ada (Inmaculada ) Juanan (Juan Antonio) Kiko (Francisco) Lulú (Luisa) Lis (Lisbeth) Mara (Tamara) Yoli (Yolanda) Lila (Camila) Juanjo (Juan José) Chus (Jesús)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés