Un pie de foto descriptivo. Sin ninguna duda.

Calentar las orejas a alguien Reprender severamente a una persona. Se comporta muy mal, necesita que alguien le caliente las orejas.   Con la mosca tras la oreja Recelar de algo o alguien. No se fía de nadie, va con la mosca tras la oreja. Ver Estar con la mosca detrás de la oreja Con las orejas largas Prestando atención para escuchar con atención o curiosidad. Esto te interesa, escucha con las orejas largas.   Dar un tirón de orejas Regañar. Se merece un buen tirón de orejas, siempre se porta mal.   De oreja… Leer más →

Verle las orejas

¿Sabías por qué VERLE LAS OREJAS a alguien es descubrir su verdadera naturaleza? También descubrir sus intenciones ocultas. La locución tiene su origen en una fábula de Esopo, titulada el asno y la piel de león. Un asno disfrazado con una grande piel de león andaba. por su temible aspecto casi estaba, desierto el bosque, solitario el prado. Pero quiso el Destino que le llegase a ver desde el molino la punta de una oreja el molinero. Armado entonces de un garrote fiero, dale de palos, llévalo a su casa. Divúlgase al contorno lo que… Leer más →

Lo cortés no quita lo valiente

Lo cortés no quita lo valiente, es un refrán con el que el Refranero nos indica que no hay necesariamente contradicción entre dos cosas o actitudes, aunque pudiera parecerlo. Que es perfectamente posible defender las posturas y argumentos propios con arrojo y decisión, sin por ello levantar la voz y ser grosero. Puede uno comportarse con cortesía y sin crispación a la vez que ser firme en sus opiniones y razonamientos. Es como decir que no se tiene más razón por levantat más la voz.

Obra empezada, medio acabada

Obra empezada, medio acabada, es refrán que nos enseña que la mayor dificultad en cualquier empresa es darle inicio. El momento de pasar de los proyectos a la realidad es el más costoso. Una vez dado el primer paso, el resto es mucho más fácil. Por ello el Refranero nos enseña que debemos acometer con prontitud nuestros asuntos por muy complicados que parezcan, pues una vez iniciado el trabajo el resto es más sencillo.

Y siguen haciendo de las suyas estos traductores automáticos. Y no da ni una. Lavar a mano, no usar lejía, no usar secadora y plancha no muy caliente, se convierten en mano se lava, no blanquear, no caiga (no caiga ¿qué?) y hierro chulo. ¡Hierro chulo! Lo dicho. Siguen haciendo de las suyas.

El DRAE adjudica al prefijo orto el significado de ‘recto, correcto’. Así, ortografía sería la ‘forma correcta de escribir’. Claro que en Argentina llaman orto al culo. Solamente en este sentido se puede entender cómo está escrito este cartel: con el culo.

¡Qué cosas tienen estos traductores automáticos! Ejemplo. Caballito balancín de juguete para un niño pequeño de unos 3 añitos. Pase lo de madera sólida ya que hay lo que llaman madera líquida. Pase lo de exprimir las orejas, que lo correcto sería estrujar. ¿Pero… que sea agradable y suave al derrame cerebral? ¡Pobre criatura! Se han coronado. No puedo ni imaginar qué diría el original en inglés.

Esto de los turrones de diferentes sabores se nos está yendo de las manos.

Scroll To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies