Sacar de quicio

¿Sabía por qué decimos SACAR DE QUICIO por exasperar?

También por agotar la paciencia, por perder los nervios.

El quicio es la parte de las puertas o ventanas en que entra el espigón del quicial, y en el que se mueve y gira. En el que se fijan los goznes o bisagras que permiten el giro para abrir y cerrar.

Si se sacaran una puerta o una ventana del quicio, de su lugar correcto, se vendrían abajo y no podrían realizar su función. Por ello apareció este sentido figurado para referirnos a la exasperación de una persona ante una situación determinada que la saca de su estado de calma y serenidad habitual.

Dormir a pierna suelta

¿Sabías por qué decimos DORMIR A PIERNA SUELTA por hacerlo plácidamente?

Por dormir con placidez, cómodamente, sin interrupciones ni preocupaciones y de forma reparadora.

Antiguamente los presos eran encadenados mediante grilletes en los tobillos. Grilletes que se fijaban al suelo o a pesadas bolas de hierro para evitar que escaparan. Estos sistemas se utilizaban por la noche, después de haber realizado los trabajos físicos forzados de la jornada.

Excepcionalmente y como premio por unos trabajos bien realizados, los guardianes podían liberarlos de las cadenas para que así pudiesen dormir sin trabas, de una manera más cómoda. Para que pudiesen dormir a pierna suelta.

Hora

¡A buenas horas, mangas verdes!

Exclamación utilizada para recriminar a alguien que llegue tarde, cuando carece de utilidad por haber pasado el omento adecuado.

¿Ahora apareces? ¡A buenas horas, mangas verdes!

Ver A buenas horas, mangas verdes

A estas horas

Ahora, en este momento. Suele emplearse en horas tardías o de retraso.

¿A estas horas te presentas?

 

A última hora

En el último momento.

Llegó a la cita a última hora.

 

Entre horas

Se sobreentiende entre las horas de las comidas y suele aplicarse a lo que se come.

¡Niño, no comas entre horas!

 

Hora punta

Momento de mayor aglomeración en el uso del transporte.

No cojas el metro a esa hora. Es una hora punta.

 

Horas bajas

Periodo de desaliento o desánimo.

Se le ve algo deprimido. Está en horas bajas.

 

Horas muertas

Tiempo que se pasa sin hacer nada o en una ocupación sin provecho.

Es un gandul. Se pasa las horas muertas tumbado en la hamaca.

 

La hora de la verdad

El momento decisivo de un proceso.

Acaban de salir las notas. Es la hora de la verdad.

 

No dar ni la hora

Ser muy tacaño.

No le pidas prestado a ése. No da ni la hora.

 

No ver uno la hora

Impaciencia, deseos de que llegue el momento en que suceda algo previsto.

No veo la hora en que empiece la película.

 

Pasar las horas muertas

Transcurrir un periodo prolongado de tiempo, en general tedioso e improductivo.

En verano, suelo pasar las horas muertas tumbado en la hamaca.

 

Tener muchas horas de vuelo

Tener mucha experiencia acumulada.

Pídele consejo al encargado, tiene muchas horas de vuelo.

 

Tener las horas contadas

Estar próxima la hora de la muerte.

Ese pobre enfermo tiene las horas contadas.

Patada

A patadas

De cualquier manera, precipitadamente, sin miramientos.

Lo echaron a patadas del trabajo.

También con excesiva abundancia, por todas partes.

En la fiesta había bebida a patadas.

 

Dar la patada

Expulsar, despedir, excluir.

Cuando se acabe el contrato le darán la patada.

 

Dar cien patadas

Experimenta una gran aversión.

Estudiar de noche me da cien patadas.

 

En dos patadas

Con facilidad, sin esfuerzo.

Ese trabajo lo hago yo en dos patadas.

Daiquiri

¿Sabías por qué llamamos DAIQUIRI a cierto cóctel preparado con zumo de limón, ron y azúcar?

El cóctel toma su nombre del barrio de Daiquiri, en El Caney, ciudad cubana de la provincia de Oriente, donde se originó.

Greca

¿Sabías por qué llamamos GRECA a un adorno de motivos geométricos?

Concretamente al adorno consistente en una faja más o menos ancha en que se repite la misma combinación de elementos decorativos, y especialmente la compuesta por líneas que forman ángulos rectos.

Y se llama así por los motivos que ornaban los frisos de las construcciones en la antigua Grecia.

Frases de Harry Potter

A continuación algunas de las frases más llamativas, profundas, simpáticas o importantes pronunciadas por Albus Dumbledore en la serie de libros de Harry Potter, la exitosa obra de J. K. Rowling.

Si no has leído la obra algunas frases te interesarán y otras no, pero si la has leído, seguro que te hacen recordar buenos momentos.

Veamos:

La felicidad se puede hallar hasta en los más oscuros momentos, si somos capaces de usar bien la luz.

Son nuestras elecciones las que muestran lo que somos, mucho más que nuestras habilidades.

No es bueno dejarse arrastrar por los sueños y olvidarse de vivir.

Hay muchos tipos de valentía. Hay que tener un gran coraje para oponerse a nuestros enemigos, pero hace falta el mismo valor para hacerlo con los amigos.

No te das cuenta de que no importa lo que uno es por nacimiento, sino lo que uno es por sí mismo!

Las palabras son, en mi no tan humilde opinión, nuestra más inagotable fuente de magia, capaces de infringir daño y de remediarlo.

El amor es una fuerza que es más hermosa y más terrible que la muerte.

Los jóvenes no podéis saber cómo piensan ni como se sienten los ancianos, pero los ancianos somos culpables si olvidamos qué significa ser joven.

La verdad. Es una cosa terrible y hermosa, y por lo tanto debe ser tratada con gran cuidado.

La gente encuentra más fácil perdonar a los demás por equivocarse, que por acertar.

Seremos fuertes a medida que estemos unidos, débiles a medida que estemos divididos.

Propósitos para el Año Nuevo

Culo

A culo pajarero

Con las nalgas desnudas. (Alude probablemente a que lo pájaros tienen las plumas más cortas bajo la rabadilla).

El crío iba corriendo por la playa a culo pajarero.

 

Con el culo al aire

Sin protección, al descubierto.

Sus socios le dejaron con el culo al aire.

 

Confundir el culo con las témporas

Tomar una cosa por otra con la que no guarda ni la menor relación.

Estás muy equivocado, confundes el culo con las témporas.

Ver Confundir el culo con las témporas

 

Culo de mal asiento

Persona inquieta o inestable que no se siente a gusto en ninguna parte. Se aplica en particular a aquél que cambia de domicilio o de ocupación con mucha frecuencia.

¿Cuántas veces has cambiado de trabajo? Eres un culo de mal asiento.

Ver Ser culo de mal asiento

 

De culo

Muy mal, fatal. También estar muy atareado o dedicado a un asunto que requiere mucha actividad y dedicación constante.

El examen me ha ido de culo.
Los preparativos de la boda la llevan de culo.

 

Perder el culo

Correr a toda prisa. Apresurarse y afanarse en conseguir algo o a alguien que se desea.

Creo que tu mejor amigo pierde el culo por tu hermana.

Ver Perder el culo

Confundir el culo con las témporas

¿Sabías por qué decimos CONFUNDIR EL CULO CON LAS TÉMPORAS para expresar una total confusión?

Es tanto como tomar una cosa por otra con la que no tiene ni la más mínima relación.

Tan poca como la que guardan esa parte el cuerpo con las témporas, que son el tiempo de ayuno en el comienzo de cada una de las cuatro estaciones del año establecidos por la Iglesia.